Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2013

LLUVIA

Índice del artículoSilenciosSilencio opresivoSilencio habitado
«El efecto de la justicia será la paz, la función de la justicia, calma y tranquilidad perpetuas» (Is 32, 17) Hay otro tipo de silencio poblado. Es más tranquilo. Es un silencio del que uno se adueña. Se acallan los ruidos que interrumpen, y se deja que resuenen, con calma, voces o memorias, palabras o sonidos que te invitan a pensar, a evocar, a amar. Es un silencio que a veces es puente hacia el Otro, en forma de oración. Es una distancia necesaria con los otros para poner las cosas en perspectiva. Es calma, o es tormenta –que de todo nos pasa por dentro en ocasiones– pero no te domina. En ocasiones es buscado. En otras llega sin prepararlo. Pero todos necesitamos momentos así.
¿Alguna vez te encuentras con espacios así?
¿Hay, en tu vida, espacios de este silencio habitado?
¿Cómo podrías buscarlos?


























Lluvia


Llueve otra vez. Llueve de nuevo. Llueve:
siempre el amor me llega con la lluvia.
Sobre la calle una llovizna breve
y aquí e…

SAN fRANCISCO

MOSTEIRO DE XAGOAZA

Este conjunto monumental consta de dos edificios principales: el monasterio y la iglesia de San Miguel. Estos dos edificios están rodeados de agrupaciones de árboles autóctonos (castaño, roble y pino del país).

La Iglesia de San Miguel pertenece al estilo románico (siglos XII y XIII). Conservan su construcción original: el ábside semicircular y restos de capiteles. La nave central consta de una cubierta a dos aguas, un artesonado hecho en madera en su interior y pinturas murales del siglo XVI. El retablo tiene columnas estriadas en xig-zag y es de estilo barroco. La fachada está adornada por una cruz de la Orden de San Juan de Jerusalén. EL tejado está cubierto de pizarra.

El monasterio data del siglo XVIII. Este monasterio, construido en piedra, es muy sencillo pero a la vez sorprendentemente elegante. Para acceder al edificio hay que cruzar un enorme portalón, desde el cual se puede admirar la galería de madera situada alrededor de todo el claustro del primer piso del monasterio. En l…

ESPERANZA

ALLÍ DONDE APRENDÍ A ESPERAR…
Si yo pudiera morder la tierra toda Si yo pudiera morder la tierra toda
y sentirle el sabor sería más feliz por un momento...
Pero no siempre quiero ser feliz
es necesario ser de vez en cuando infeliz para poder ser natural...

No todo es días de sol
y la lluvia cuando falta mucho, se pide.
Por eso tomo la infelicidad con la felicidad.
Naturalmente como quien no se extraña
con que existan montañas y planicies y que haya rocas y hierbas...
Lo que es necesario es ser natural y calmado en la felicidad o en la
infelicidad.

Sentir como quien mira. Pensar como quien anda,
y cuando se ha de morir,
Recordar que el día muere y que el poniente
es bello y es bella la noche que queda.
Así es y así sea.
Fernando Pessoa

AQUÍ ESTOY SEÑOR (IXCIS)

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=x0JNjgQ6Eqw#t=51


Luz para mis sombras,  eso pido yo. Enciende mi mirada con la luz de tu amor. Gentes que iluminen, eso pides Tú, que alumbren esta tierra. Que prendan con tu luz. Aquí estoy, Señor envíame. Aquí estoy, Señor, aquí estoy. Sal para mi vida, eso pido yo,  que la monotonía no da ningún sabor. Gentes como sal, eso pides Tú, que salen esta tierra, que sean sal y luz. Aquí estoy, Señor envíame. Aquí estoy, Señor, aquí estoy. Paz para mis guerras eso pido yo, que el odio no me venza ni me ciegue el rencor. Paz para la tierra, eso pides Tú. Que se abran las fronteras que separan norte y sur. Aquí estoy, Señor envíame.Aquí estoy, Señor, aquí estoy.

OTOÑO

BOGA MAR ADENTRO

Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: “Boga mar adentro"


Era una barca, una vieja barca, una hermosa barca.
El que la había construido estaba práctico en las cosas del mar, amaba el mar. Hacía tiempo que estaba amarrada al muelle del puerto. Alguna vez se separaba perezosamente de la orilla para dar un corto paseo por la bahía.  La vida a bordo no carecía de un cierto estilo. Se intentaba luchar esforzadamente contra la monotonía. Poco a poco, los oficiales se habían ido ataviando con uniformes y galones: negros, blancos, violetas, morados. Algunos añadían lentejuelas, armiño y condecoraciones. Las relaciones entre los oficiales superiores y subalternos estaban reguladas por un rígido ceremonial de ampulosos y serviles ritos y zalemas.

En suma, la vida a bordo, no era muy incómoda: todo lo que había que hacer -o evitar- estaba recogido en reglamentos muy detallados que se observaban escrupulosamente.

Naturalmente, estaban también los marineros. En realidad, no se les veía mucho en cub…

TIEMPO

EPICENTRO

En el centro de la sociedad y su decadencia ha surgido un disidente. Busca ávidamente el contagio, la sincronía de nuestros corazones de carne con su onda expansiva. Y mantiene intacto su viejo leitmotiv:
vibrar al unísono con el universo para convocar al color un día más.

LA CAUSA DE LA MUJER

Debilidad... cansancio... vulnerabilidad...
Por cada mujer fuerte cansada de aparentar debilidad, hay un hombre débil cansado de parecer fuerte.
Por cada mujer cansada de tener que actuar como una tonta, hay un hombre agobiado por tener que aparentar saberlo todo.
Por cada mujer cansada de ser calificada como “hembra emocional”, hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser “delicado”.
Por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite, hay un hombre obligado a competir para que no se dude de su masculinidad.
Por cada mujer cansada de ser un objeto sexual, hay un hombre preocupado por su potencia sexual.
Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo o a un salario satisfactorio, hay un hombre que debe asumir la responsabilidad económica de otro ser humano.
Por cada mujer que desconoce los mecanismos del automóvil, hay un hombre que no ha aprendido los secretos del arte de cocinar.
Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación, hay un hombre que re…

CARTA A DIOS DE UN NIÑO DEL TERCER MUNDO

Querido Dios:


Creo que lo que necesitamos no es nada fácil, aunque tampoco es tan difícil... Digamos que es difícil. Pues solos no podemos conseguirlo, pero con tu ayuda tal vez sí. Te pediré de todo lo bueno un poco... ¡Que no es poco! Y por si acaso, te mando la lista de lo más urgente:

• Cientos de gafas para racistas (de todas las graduaciones). • Miles de lágrimas de arrepentimiento. • Nocturnos ataques de risa. • Bellas sirenas que susurren nanas. • Puentes entre hermanos. • Médicos que operen el rencor. • Campamentos de cariño para heridos. • Todo tipo de verduras y ternuras. • Miras telescópicas para ver a los cansados. • Radares que detecten el llanto de los niños que pasan hambre y frío... • Legiones de poetas que enseñen en los cuarteles alguna palabra más que «pim- pam-pum». También te pido ·Varias cajas de carcajadas para troncharse en las trincheras. Un camino para ir a la paz, sin peajes, ni fronteras… ¡Ah! Y que sea ancho para que quepan todos. · Bueno, ya que se agotó …

Vive intensamente

Vive intensamente quien todos los días inventa nuevos trayectos, quien arriesga vestir un color nuevo y le habla a quien no conoce.
Vive intensamente quien aviva una pasión, quien prefiere el blanco sobre negro y un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.
Vive intensamente quien tiene entrañas de misericordia para llorar las vidas golpeadas y celebrar las alegrías de cada día.
Vive intensamente quien da de comer al hambriento y de beber al sediento.

Vive intensamente, quien pasa los días bendiciendo de su buena suerte y da gracias de la lluvia incesante.
Vive intensamente quien no abandona un proyecto antes de iniciarlo, preguntando de un asunto que desconoce o respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.
·Al vivir así, INTENSAMENTE, recordamos siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar. ·Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos …
“Cuando amas lo que tienes...
tienes todo lo que quieres”